Jóvenes de Chicago lanzan video promocional de Jornada Mundial de Madrid

Cuando la pasión y la fe se unen, vienen los milagros, incluso de convertir a jóvenes que nunca estudiaron el arte de la cinematografía en realizadores fílmicos.

Ignacio “Nacho” Pérez y Víctor Camarena, de la parroquia Misión San Juan Diego y San Juan Bosco, respectivamente, pueden dar crédito de lo anterior.

Impregnados del magnetismo que genera entre los jóvenes católicos la próxima Jornada Mundial de la Juventud, en Madrid, Víctor y Nacho buscaban información por la Internet cuando encontraron un video promocional del magno evento que les encantó.

“Enseguida pensamos, ¿y qué tal si hacemos un video que registre la temperatura de la Jornada entre los jóvenes de Chicago?”, dijo Camarena.

Los jóvenes presentaron la idea a la Oficina de Jóvenes Adultos que rápidamente dio luz verde al proyecto y de inmediato recibieron el apoyo del Departamento de Catequesis.

“De inmediato fue un ‘sí’, dijo Jorge Rivera, Coordinador de la Oficina. Vemos en este proyecto un sentido de esperanza, un sentido de fe y de Iglesia, de unidad.

Manos a la obra

Con una diminuta cámara de video que apenas cabe en la palma de la mano, Nacho se mueve por diferentes partes del Cerrito del Tepeyac, en Des Plaines, el escenario escogido para la realización del proyecto fílmico.

Por momentos jóvenes corrían por debajo de banderas de diferentes países, en otro momento estaban hincados a los pies de la Virgen o bailando, respirando la alegría de una fiesta que sienten como propia.

Al llamado respondieron más de 50 jóvenes, algunos de ellos eran adolescentes que requirieron una carta de sus padres que autorizara la filmación. Los “actores” eran blancos, negros o mestizos, mostrando la diversidad que caracteriza la Iglesia que representan. Todos, sin embargo, tenían un rasgo común: alegría.

Eso era justamente lo que querían transmitir Camarena y Nacho en su video de 4 minutos. “Queremos contagiar a los jóvenes con el espíritu de esperanza que nos dejó el Papa Juan Pablo II, para quien la Iglesia católica no es sinónimo de aburrimiento, sino de alegría, de entusiasmo, de fe activa”, dijo Camarena.

Sin embargo, era la primera vez que Víctor y Nacho se enfrentaban al desafío, pero lo lograron empujados por la idea de “darle a los jóvenes un sentido de comunidad y pertenencia” y por su pasión por la tecnología.

Ellos mismos se encargaron de escribir el guión, de preparar el escenario, de hablar previamente con los jóvenes para explicarles lo que debían hacer, en qué momento y cómo transmitir el mensaje corporal.

Nacho, quien además de Director, hizo la función de camarógrafo, tomó la iniciativa con tal entusiasmo que inventó un soporte para su pequeña cámara y le instaló un Fisheye (ojo de pescado) buscando efectos especiales para el video que, una vez terminado, lo subieron a la página de Facebook de la Pastoral Juvenil y ya corre en Youtube.

Y ahí está el video, titulado “Bajo la luna- Jornada Mundial de la Juventud al estilo Chicago” una obra de unos jóvenes que demostraron que no justamente es necesario pasar un curso de filmografía para hacer un video promocional y que solo se necesita “echarle ganas” y una buena dosis de fe.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

/** * */